Los mapeos colaborativos son ejercicios donde la comunidad reconoce su entorno en función de intereses de localización.